En el Consistorio trabajan los Grados 31° y 32° (Gran Inspector Inquisidor Comendador y Príncipe del Real Secreto) comenzando con la llamada “Masonería Blanca”.

En estos talleres y luego de peregrinar por los grados capitulares y filosóficos, el Masón es llamado a los grados administrativos en donde profundizará sus estudios sobre la Justicia, la Administración y la Organización de la Orden.

Se develan los secretos que hacen de un Masón piedra angular en el desarrollo, construcción y operación de la aplicación del Rito Escocés Antiguo y Aceptado.

  • 31°

    Gran Inspector Inquisidor Comendador

  • 32°

    Sublime Príncipe del Real Secreto