Luego del trabajo arduo y fraternal mostrado durante su vida masónica, el Supremo Consejo llama a ese Hermano que en su lucha constante contra el vicio y la inequidad – y pese a las duras batallas dadas – no ha claudicado en su esfuerzo por lograr un mundo mejor.

Los Soberanos Grandes Comendadores son llamados por el Supremo Consejo Nacional a administrar los destinos de nuestra Orden para el bien de ésta, de los Hermanos Escocistas que la conforman y de aquellos que algún día ingresarán para progresar en los estudios masónicos fraternales.

  • 33°

    Soberano Gran Inspector General de la Orden